MUSEYROOM – ARTE Y CULTURA: La cáscara de vida que cubre este planeta

Comparte

REDACCIÓN: Museo Leonora Carrington

En el Día Mundial del Medio Ambiente 2020

El COVID-19 es el resultado del trato que hemos dado los humanos al planeta Tierra. La incesante explotación de recursos conduce a la destrucción de hábitats y a la huida de especies en busca de comida y refugio; esto ha provocado la transferencia del virus mortal. Todo está conectado, y si ignoramos esto, pereceremos. 

En este contexto, la obra artística de Leonora Carrington, con su interminable desfile de criaturas fantásticas, nos podría parecer un capricho, mera evasión. Sin embargo, esta interpretación confunde profundamente la visión de Carrington, quien fue pionera del eco-feminismo, consciente de estos temas y de su interdependencia fundamental.

Ella comprendió que la Era Industrial se había originado en una perspectiva utilitaria del mundo, en la cual todos los seres son valorados como instrumentos; un lugar en el que, como dijo Octavio Paz “todo es un para”, donde todo ser debe contribuir a la incesante producción de valor. Pero la Tierra no puede ser explotada infinitamente. 

Para una mente así, solo lo material cuenta. Las cosas deben cuantificarse, medirse. No existe espacio para la fantasía, solo para las metas y los fines últimos. Solo aquello que existe es real. Uno se olvida que nuestra vida se compone de lo actual y lo virtual, lo vivido y lo imaginado, el presente, el pasado y el futuro. 

Carrington propuso que la realidad era más amplia. “Cuando uno belleza y fealdad, realidad y fantasía, horror y alegría, no represento sino lo que somos, lo que no nos atrevemos a asumir porque nos da miedo. Es más fácil y menos doloroso tomar conciencia de lo exterior, de la fachada, de los objetos concretos que nos tranquilizan, porque supuestamente son los poseedores de la realidad”. Lo existente no tiene límites, siempre excede lo que se puede medir o controlar. Es inabarcable. Admitir esto no es evasión, es enfrentarse al abismo de lo desconocido. 

Al entender esto, la escultura y pintura de Carrington adquiere un significado distinto, convirtiéndose en un recordatorio de cómo Occidente ha querido deshacerse de todas las formas de conocimiento ajenas a la ciencia, tales como el mito, la religión y la alquimia. Nos ayudan a tener presente que el pensamiento instrumentalista no es el único posible, y que la humanidad ha producido civilizaciones distintas por milenios, entre las cuales existían visiones del mundo más saludables que la nuestra.

Carrington prefería llamarse a sí misma un animal humano femenino, pues así creaba un énfasis en nuestra conexión con las otras especies. Como la amiba y el león, somos parte de un sistema en equilibrio. No un ser superior destinado a dominar sobre las demás criaturas, sino simplemente un habitante más, una “célula de la cáscara de vida que cubre este planeta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“NUNCA ME RECUPERARÉ FINANCIERAMENTE DE ESTA COMPRA”: Los retos económicos de las nuevas generaciones.

Comparte

Comparte Por Roy Zaldívar   Las nuevas generaciones se enfrentan a retos económicos distintos a los de las anteriores. La precariedad laboral, la poca educación financiera y las crisis económicas que han tenido lugar en lo que va del siglo XXI han provocado condiciones poco favorables para los millennials y la denominada generación Z.  Hablar […]

Leer Más

MUSEYROOM – ARTE Y CULTURA: La colaboración

Comparte

Comparte REDACCIÓN POR: Antonio García Acosta Cuando hablamos de economía, es normal pensar en dinero. Sin embargo, la economía entendida como manejo de recursos, contempla otros tipos de intercambio. Tal es el caso de la colaboración, en la que diversos agentes contribuyen sus habilidades a un mismo proyecto, obteniendo beneficios a cambio.  La exposición Cuerpos […]

Leer Más

NO SOMOS MUSAS, SOMOS ARTISTAS

Comparte

Comparte Redacción por Fabiola Villar Arriaga ¿Por qué no somos musas y somos artistas en el 2021? El pasado 24 de noviembre con motivo del Día Internacional de la erradicación de la violencia contra la mujer, la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la mano del colectivo ComuniFem y de la Consejería y Sociedad […]

Leer Más